Groenlandia enfrenta a una ola de calor inusual, y durante julio pasado se registraron temperaturas récord, por lo que la Organización Meteorológica Mundial de la ONU advirtió que la capa de hielo en su superficie podía reducirse a mínimos históricos.

De acuerdo con un informe de la CBS, el pasado 31 de julio, la isla perdió 11 mil millones de toneladas de hielo, el mayor derretimiento registrado este verano, y pese a que esta temporada es normal que ocurran deshielos, el alza en los termómetros de este año los prolongó y ha aumentado la probabilidad de eventos climáticos extremos, tsunamis e inundaciones costeras.

Al respecto, la web especializada Polar Portal indicó que casi el 56 % de la capa de hielo que cubre Groenlandia experimentó al menos el derretimiento de un milímetro de agua ese día.

Ciertamente se trata de un efecto colateral de la ola de calor en Europa

Según Ruth Mottram, del Instituto Meteorológico de Dinamarca, cerca de 197 mil millones de toneladas de agua congelada se derritieron en julio pasado. Es decir, cerca 36 % más de lo que esperan los científicos se convierta en agua líquida en un año promedio.

El 82 % de la superficie de Groenlandia está cubierta de hielo y alberga la segunda capa de hielo más grande del mundo. La temporada de derretimientos aún no termina y la masa de aire caliente proveniente de Europa persiste.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here