Es necesario que continúe el Seguro Popular para brindar atención médica a la gente más necesitada ante el caos en los servicios de salud que pone en peligro a miles de mexicanos, asegura el Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza.

Desde su óptica, el gobierno federal no puede jugar con la vida de las personas al tratar de imponer un nuevo sistema de salud sin un periodo de transición, sin capacitación y sin debida planeación.

Señala que “nuevamente estamos padeciendo otro ejercicio de soberbia e improvisación. El gobierno crea el INSABI, pero no sabe que para su implementación primero se requiere informar y capacitar a todo el personal médico. No podemos aceptar que los más pobres paguen los platos rotos de este gobierno inepto. Por eso exigimos que continúen los servicios médicos del Seguro Popular”.

Cortés Mendoza apunta que la dirigencia panista apoya los gobernadores del PAN que decidan no firmar el convenio con el Instituto de Salud para el Bienestar, pues es inadmisible poner en riesgo a la población por adherirse a un nuevo sistema de salud improvisado, sin reglas de operación claras y sin garantías de universalidad y gratuidad.

Dijo que, si bien es necesario mejorar el sistema de salud pública en México, cualquier reforma debe considerar un periodo de transición para su adecuada aplicación, cuya prioridad debe ser la atención de las personas más necesitadas, garantizar el abasto de medicamentos y la gratuidad de los servicios médicos.

“Es triste y lamentable la realidad que ahora viven muchos mexicanos enfermos. Los testimonios por la falta de medicinas y cobros adicionales en los servicios, contradicen las mentiras del gobierno de que “todo está bien”. No es justo ni humano que se viva esto en nuestro país. Por eso pedimos al gobierno un poco de sensibilidad para que corrija esta situación”, explicó.

Ante esta situación, afirmo Cortés Mendoza, el PAN hace un llamado a la sociedad para que se exprese a favor de que continúe el Seguro Popular, porque “no queremos que la arrogancia y los caprichos del gobierno lleguen a cobrar la vida de nuestros enfermos”.

Agregó que el gobierno de Morena no quiere entender que para mejorar los servicios de salud no es necesario destruir el Seguro Popular, y que el desorden que se padece ahora en salud es similar al registrado con la cancelación del programa de Estancias Infantiles en perjuicio de miles de madres trabajadoras y la escasez de gasolinas a principios de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here