Los fiscales que participan en el juicio al mexicano Joaquín Guzmán en Nueva York, presentaron una moción para limitar y mantener en secreto parte del testimonio de un testigo, luego de que el colombiano Álex Cifuentes declarara que el expresidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió 100 millones de dólares como soborno por parte del Chapo.

La afirmación de Cifuentes, excolaborador del capo mexicano, se dieron en el juicio contra el mafioso en la urbe de hierro y los fiscales presentaron la moción horas después del testimonio en que se vinculaba al exmandatario mexicano.

Esto informa en su cuenta de Twitter el reportero Alan Feurer, quien se encuentra en la corte, según publica la agencia noticiosa RT.

La moción de los fiscales se basa en las Reglas Federales de Evidencia 402 y 403, las cuales prohíben el testimonio irrelevante para los delitos que son imputados en el juicio o que pueda perjudicar o confundir a un jurado.

Hasta la mañana de este miércoles, la moción no había sido admitida por el juez Brian Cogan, quien preside el que es considerado el juicio contra uno de los mayores narcotraficantes de la historia.

Cogan ha señalado que los fiscales nunca ofrecieron pruebas del presunto soborno a Peña Nieto, que Cifuentes solo manifestó que ‘el Chapo’ le había contado sobre la coima millonaria y que las declaraciones del narco colombiano no daban claridad sobre cómo el testimonio llevaba a demostrar la culpabilidad o inocencia de ‘el Chapo’ Guzmán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here