Sobre la frustrada reelección de Evo Morales en Bolivia, el Grupo de Puebla, organización formada por personajes políticos latinoamericanos, solicitó a la Organización de Estados Americanos que “convalide los resultados electorales” de las presidenciales de Bolivia y “declare la legitimidad de la elección” de Evo Morales, hoy exiliado en Argentina.

En un comunicado firmado por personajes como los expresidentes Rafael Correa, Dilma Rousseff y Ernesto Samper, se calificó de “apresurada e intencionada” la declaración de la OEA donde se concluyó que Morales había ganado de manera irregular y evitado una segunda vuelta, al no conseguir el 10 % de diferencia necesaria con su competidor más cercano.

El texto insta al organismo americano “aclarar de forma inmediata” los elementos que arrojaron un supuesto fraude en los comicios, mismos que fueron cuestionados recientemente en un estudio independiente. Dicho estudio titulado ‘¿Los cambios en los votos tardíos indican fraude? Evidencia de Bolivia’, realizado por los investigadores Nicolás Idrobo, Dorothy Kronick y Francisco Rodríguez, apunta que “la OEA no ofreció evidencias de fraude en las elecciones”.

Los firmantes tachan de “repudiables” las “acciones cometidas por la OEA” contra Bolivia y dicen que si se llega a comprobar la “discrecionalidad” de los resultados de su auditoría a las elecciones del 20 de octubre de 2019, se podría “presumir que el organismo multilateral fue cómplice del derrocamiento de un gobierno democrático”.

El Grupo pide al bloque americano “aclarar de forma inmediata” los métodos utilizados y que una comisión independiente a la Secretaría General de la OEA, presidida por Luis Almagro, “se encargue de reestablecer la legitimidad democrática en Bolivia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here