El papa Francisco lanzó un “llamado urgente” a los dirigentes europeos para que acojan a  un grupo de migrantes, entre ellos varios niños, bloqueados desde hace varios días a bordo de barcos de ONG’S en el Mediterráneo.

“Desde hace varios días, 49 personas rescatadas en el Mediterráneo están a bordo de 2 barcos de ONG’S a la espera de un puerto seguro donde desembarcar. Hago un llamado urgente a los dirigentes europeos para que demuestren solidaridad real con estas personas”, dijo el papa ante miles de fieles en la plaza de San Pedro con ocasión de la tradicional oración del Ángelus.

Los migrantes a los que aludió el pontífice, bloqueados a bordo de 2 navíos de las ONG’S alemanas Sea-Watch y Sea Eye, cerca de las costas maltesas, iniciaron este fin de semana su segunda semana en el mar Mediterráneo

A la espera de un puerto de acogida, el “Sea-Watch 3”, con 32 migrantes a bordo, entre ellos 3 niños, rescatados el 22 de diciembre en las costas de Libia, sigue bloqueado frente a las costas de Malta, al igual que el barco de la ONG Sea Eye, con 17 migrantes.

No es la primera vez que el papa, descendiente de inmigrantes italianos, lanza un llamado a los europeos para que abran sus fronteras a los migrantes, pero tanto Italia y Malta como confirmaron este domingo que no tenían ninguna intención de autorizar a atracar a estos navíos.

“En Italia, no entra nadie más. Esta es la línea y no cambiará”, afirmó el ministro italiano Matteo Salvini, en una entrevista con el diario Il Messaggero.

Vía Twitter, ratificó que “los puertos italianos están y seguirán estando cerrados”.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, explicó por su parte que no quiere crear un “precedente” al autorizar el desembarco de estos migrantes, y en entrevista con Radio One en Malta, apuntó que dDebemos encontrar un equilibrio entre el aspecto humano y la seguridad nacional”.

Malta, situada en medio del mar Mediterráneo cerca de las costas libias teme convertirse en la principal puerta de entrada para los migrantes en Europa si abre sus puertos.

Las relaciones entre la Italia de Salvini y la isla de Malta se deterioraron desde que Roma decidiera cerrar sus puertos a los migrantes.

En el resto de Europa, Holanda y Alemania indicaron que estaban dispuestos a acoger a estas personas, pero con la condición de que se haga dentro de un marco europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here