La Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó a diversas autoridades federales de Tamaulipas,  medidas cautelares con el fin de salvaguardar la integridad de las probablemente 22 personas migrantes privadas de su libertad en el kilómetro 79 de la carretera San Fernando-Reynosa, garantizar, mantener y restablecer el orden y la paz públicos, así como prevenir la comisión de delitos y evitar daños irreparables a sus derechos a la vida, a la seguridad e integridad.

Solicitó que de manera coordinada se realicen  las acciones necesarias y suficientes para agilizar la búsqueda y localización de esas personas, así como las diligencias para acelerar la investigación de los hechos que dieron origen a las indagatorias correspondientes, para garantizarles el derecho a la justicia, así como para garantizar el resguardo de las videograbaciones registradas en el citado tramo carretero

La CNDH dirigió su solicitud  a la Subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de la República, al Titular de la Unidad de Derechos Humanos de la Policía Federal,; al Secretario General de Gobierno de Tamaulipas, ; al Procurador General de Justicia del Estado de Tamaulipas,, y al Secretario de Seguridad Pública de esa entidad.

Señala que la solicitud de medidas cautelares, firmada por el Quinto Visitador General del Organismo, Édgar Corzo Sosa, se emite sin prejuzgar las cuestiones de fondo que, en su caso, con posterioridad serán investigadas, y sin dejar de tener presente que no se ha identificado la nacionalidad de dichas personas, por lo que pudiera tratarse de personas en contexto de migración internacional

La CNDH juzga de mayor importancia enfatizar que se trata de personas en calidad de desaparecidas, y que derivado de las investigaciones que se realicen se deben identificar sus identidades y nacionalidades; tratándose de personas en contexto de migración o no, es necesario implementar acciones para dar con su paradero.

La Comision considera que los desaparecidos pueden ser migrantes que abandonaron su lugar de origen y están en nuestro país de manera irregular y sin registro alguno, lo que las ubica en riesgo extraordinario, y si no se realizan acciones de búsqueda y localización se puede poner en riesgo su integridad personal y su vida al ser probables víctimas de delitos en su contra. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here