Para David Nabarro, asesor especial de la Organización Mundial de la Salud, los países deben dejar de usar el confinamiento como método principal para controlar el covid-19.

Les pide que “desarrollen mejores sistemas para hacerlo, trabajen juntos y aprendan unos de otros”, al señalar los planes de rastreo y la hospitalización como medidas preferibles para tratar el coronavirus.

Segun Nabarro “el único momento en el que creemos que un confinamiento está justificado es para ganar tiempo para reorganizar, reagrupar, reequilibrar los recursos y proteger a los trabajadores de la salud que están agotados, pero, en general, preferimos no hacerlo”

Entrevistado por The Spectator, el asesor dice que los cierres “solo tienen una consecuencia que nunca hay que menospreciar”: la de hacer que “la gente pobre sea mucho más pobre”.

Nabarro, que es el encargado de la OMS para el coronavirus en Europa, advierte que la pobreza mundial podría duplicarse para el próximo año a consecuencia de la actual pandemia, que califica de “terrible y espantosa catástrofe global”. “Puede que tengamos al menos el doble de desnutrición infantil”, se lamenta.

El experto señaló hace unas semanas que la amenaza del covid-19 seguirá latente para la humanidad durante un largo tiempo hasta que no exista una vacuna, e instó a las comunidades de todo el mundo a desarrollar una infraestructura y una capacidad suficientes para hacer frente a posibles rebrotes esporádicos de la enfermedad en el futuro.

Indicó que es necesario que todas las sociedades “se coloquen en una posición en la que puedan defenderse contra el coronavirus como una amenaza constante y puedan realizar actividades sociales y económicas con el virus en nuestro medio”.

El asesor especial de la OMS cree que la humanidad se encuentra apenas en el comienzo del nuevo coronavirus y que su final es imposible de predecir, argumentando que la realidad “es mucho peor que cualquier ciencia ficción sobre pandemias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here