Este lunes se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Aunque todas las personas de cualquier edad corren el riesgo de contraer COVID-19, las personas mayores tienen un riesgo significativamente mayor de mortalidad y enfermedad grave después de la infección, y los mayores de 80 años mueren a un ritmo cinco veces mayor que el promedio.

Las personas mayores también pueden sufrir discriminación por edad en las decisiones sobre atención médica y terapias que salvan vidas. Esta población también se enfrenta a vulnerabilidades adicionales en este momento. El virus no solo amenaza sus vidas y su seguridad, sino que, también está amenazando sus redes sociales, su acceso a los servicios de salud, sus trabajos y sus pensiones.

“Ninguna persona, joven o vieja, es prescindible. Las personas de edad tienen los mismos derechos a la vida y a la salud que todos las demás. Al adoptar decisiones difíciles respecto a la atención médica para salvar vidas, se deben respetar los derechos humanos y la dignidad de todos”, aseguró el Secretario General de la ONU. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here