El Comité Ejecutivo de la UEFA decidió que se permita la entrada de público hasta un 30 % del aforo del Puskas Arena de Budapest para el encuentro que enfrentará al Sevilla y al Bayern de Múnich por la supercopa de Europa.

El fútbol en el vjejo continente retomó su actividad en junio tras meses de parón por el brote de coronavirus, y lo hizo sin permitir público en las tribunas para evitar brotes. esta vez, quiere tener aficionados en las gradas pero falta ver que dice la autoridad sanitaria húngara

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, dijo que “si bien ha sido importante demostrar que el fútbol puede continuar en tiempos difíciles, sin fanáticos, el juego ha perdido algo de su carácter. Esperamos usar la Supercopa de la UEFA en Budapest como un piloto que comenzará a ver el regreso de los aficionados a nuestros partidos”.

“Esperamos usar la Supercopa de la UEFA en Budapest como un piloto que comenzará a ver el regreso de los aficionados a nuestros partidos”, agregó

Los campeones de la Europa League y la Champions League se enfrentarán el 24 de septiembre en Hungría, posiblemente ante miles de aficionados en la tribuna, cosa que no sucedes desde hace medio año. El estadio Puskas tiene aforo de 67 mil espectadores, por lo que se permitirá la entrada de unas 20 mil personas.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con la Federación Húngara y su gobierno para implementar medidas para garantizar la salud de todos los que asisten y participan en el juego. No correremos riesgos con la seguridad de las personas”, añadió el máximo dirigente de la UEFA sobre la entrada de público.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here