El presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México Canaco CDMX, Nathan Poplawsky Berry, subrayó que nuevamente se afectaron vialidades y negocios del entorno del Centro Histórico y se limitó el libre tránsito de las personas y vehículos debido a los manifestantes que colocaron carpas y casas de campaña sobre Juárez y Reforma, el pasado fin de semana.

Destacó que la Canaco CDMX nunca se ha opuesto a la libre manifestación de las ideas en la vía pública y siempre ha apoyado el derecho constitucional garantizado por el Estado.

Sin embargo, preciso que “estamos en contra de que el derecho a la libre expresión de unos vaya en detrimento de los derechos ciudadanos de terceros, como ocurre, una vez más, en el corredor Reforma-Centro Histórico, donde los empresarios vemos vulnerados nuestros derechos a la libre empresa y de libre tránsito, pues las autoridades han cerrado totalmente las vialidades que llevan hacia los puntos-objetivo de los manifestantes y calles aledañas.”

Indicó que con independencia del origen y/o de las demandas de los manifestantes, el cierre de negocios se traduce en pérdida de empleos y afectación a la economía de cientos de familias que enfrentan muchas y serias contingencias.

Explicó que en los 5 días en los que se llevó a cabo el plantón y su traslado al zócalo, las pérdidas se consideraron en dos etapas: en la primera, del 19 al 23 de septiembre, el monto de ventas no realizadas se estimó en 3 millones 802 mil pesos, principalmente por la obstrucción vial de avenidas, que generó una menor afluencia de consumidores..

Por otro lado el 19 de septiembre, la Plaza de la Constitución fue resguardada por uniformados y se estima que unos  852 comercios alrededor de la plancha tuvieron que cerrar con un estimando de ventas no realizadas por 1 millón 645 mil pesos.

En la segunda etapa, el contingente comenzó a movilizarse hacia el Zócalo la tarde del 23 de septiembre  y se estima que 1,900 establecimientos sobre Madero y 5 de mayo cerraron durante 1 hora. Las ventas no realizadas para estos negocios se estimaron en 1 millón 684 mil pesos.

El monto de las ventas no realizadas durante las dos etapas sumaba hasta ayer 7 millones 131 mil pesos.

Poplawsky indicó que la pérdida de ventas se agrava aún más por el hecho de que las autoridades han decidido cerrar el Zócalo y zonas aledañas al libre tránsito de las personas.

Dijo que las empresas formales establecidas en esta zona, en su gran mayoría han demostrado su solidaridad a lo largo de esta crisis, y que una vez iniciada la reapertura, los comerciantes han vuelto a mostrar su solidaridad haciendo las inversiones requeridas y tomando medidas sanitarias necesarias para proteger a sus clientes y a la población en general,  por lo que ahora los comerciantes quienes requieren del apoyo gubernamental para poder llevar a cabo su actividad.

El líder del comercio establecido cspitalino solicitó a las autoridades no permitir más bloqueos de calles principales y abrir totalmente las vialidades que hacen posible la llegada de compradores al Centro Histórico y zonas aledañas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here