La vetada declaración de emergencia nacional del presidente Donald Trump no fue obstáculo para que el Pentágono autorizara el desvío de 1.000 millones de dólares de partidas aprobadas, para la construcción del muro fronterizo con México.

Y es que el secretario en funciones de Defensa, Patrick Shanahan, autorizó el inicio de “la planificación y la ejecución” de esa cantidad en apoyo al Departamento de Seguridad Nacional, encargado de la seguridad fronteriza.

De acuerdo con el contenido de dicha ley sobre emergencia nacional, el Pentágono cuenta con la autoridad para “construir vías y barreras e instalar iluminación para bloquear el tráfico de drogas en corredores internacionales fronterizos de Estados Unidos, en apoyo a las acciones antidrogas de las agencias federales”.

Sin embargo, instituciones de filiación Demócrata y organizaciones civiles, han interpuesto demandas contra la emergencia nacional, por lo que la Justicia podría bloquearla en cualquier momento.

Los fondos que aportará el Pentágono permitirán la construcción de 92 kilómetros de muro de 5,5 metros en los sectores de Yuma (Arizona) y El Paso (Texas), poblaciones fronterizas con la mexicana Ciudad Juárez, además de la construcción y mejoramiento de vías y para instalar iluminación en estos dos sectores.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó el pasado 15 de febrero una emergencia nacional en la frontera sur para obtener los fondos que el Legislativo le negó para financiar su muro con México, toda vez que pidió 5 mil 700 millones y solo le aprobaron 1.375 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here