la selección brasileña de fútbol volvió a sembrar dudas entre sus aficionados pese a que calificó a la fase de semifinales en la Copa América al derrotar esta noche de jueves a su similar de paraguay en Porto Alegre.

La “verde amarela” dejó fuera a un aguerrido equipo albiblanco y tuvo que ir hasta la serie de penales para hacerlo, ya que pese a que tuvo un jugador de más durante parte del segundo tiempo, por una expulsión, no pudo anotar y definió todo en el último tiro desde el manchón del área.

Los locales atacaron prácticamente todo el encuentro, en ocasiones sin ideas, otras, tirando centros sin ton ni son, y eventualmente, con algunos buenos disparos que no generaron verdadero peligro en la cabaña guaraní.

El cerco amazónico se apretó aún más cuando al minuto 58 Fabián Balbuena fue expulsado por una falta que el árbitro sancionó en principio como penalty, pero que el VAR se encargó de echar para atrás al advertir que la falta había sido fuera del área y se marcó tiro libre.

Ya en los penales, Brasil anotó 4 y Paraguay 3, dando a los amazónicos un pase merecido pero que no garantiza ni siquiera que llegue a la final, porque su fútbol está lejos de ser dominante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here