Yoko Ono nació un 18 de febrero pero de 1933 y se le conoce más que por ser una artista japonesa, por haber sido la segunda esposa de John Lennon, quien le dedicó parte de su trabajo. Yoko cumple hoy 88 años de edad.

Ono pertenece a la aristocracia japonesa y formó parte del movimiento vanguardista de la década de los 60. siendo seguidora del arte conceptual, en el cual las ideas son el motor y la esencia de la obra de arte, pudiendo llegar a ser incluso más importantes que su forma física y el empleo de técnicas de realización.

Su primer matrimonio fue tan infeliz, que vivió y pocos años con su esposo, y enmedio de la tormenta trató de suicidarse, por lo que su familia la internó en una clínica siquiátrica en Japón. Un día, llegó hasta allí el músico de jazz y productor de cine Anthony Cox, quien había oído hablar mucho de ella y quería conocerla. A los pocos meses se casaron y tuvieron una hija, Kyoko, en 1963. Pero la unión tampoco corrió con suerte y permanecieron juntos por el bien de la pequeña.

El 9 de noviembre de 1966, John Lennon y Yoko Ono se conocieron a través de un amigo en común, John Dunbar, cuando Ono presentaba su obra en la Indica Gallery de Londres. El día que Lennon visitó la muestra de Ono, ya era un ícono del Rock mundial. Estaba casado y Ono también. Por lo que el encuentro no pasó de las miradas entre ambos y del fanatismo de John por la obra de la japonesa.

Para 1968, Lennon y Ono comenzaron a frecuentarse en secreto hasta que Cynthia Powell, esposa de Lennon en ese tiempo, los encontró en bata dentro del estudio de él, y pidió el divorcio. Más tarde, la incipiente incomodidad de John en su relación con Paul McCartney, y la histeria de los Beatlemaníacos comenzaron a influír en su personalidad, hecho que culminó en su casamiento con Ono en 1969, punto de partida para la disolución de la banda

Cox nunca le perdonó a Yoko su aventura y le disputó la custodia de Kyoko, al punto de que en 1971 la secuestró, la matriculó en una escuela bajo el nombre de Rosemary y la mantuvo oculta de su madre durante años. Por el bien de su hija, Yoko llegó a anunciar en People que renunciaba a seguir buscándola, hasta que, a petición de su marido, Kyoko hizo contacto con Yoko.

Su relación con Lennon, con quien se casó en 1969, no solo le costó ver crecer a su niña, sino además el repudio por parte de su parentela, en especial de su madre.

Ono ejerció gran influencia personal y profesional sobre John, haciéndose notar desde los primeros momentos de la relación. Muchos dicen que Yoko es responsable de la separación de los Beatles, cosa que negó Paul McCartney, señalando que sin ella, Lennon no habría podido escribir canciones como “Imagine”.

Tras años de un amor, fruto del cual la pareja tuvo un hijo, Lennon fue asesinado en Nueva York, víctima de las balas de la pistola de Mark Chapman el 8 de diciembre de 1980,  y Yoko se dedicó, tras guardar un tiempo razonable alejada de todo y de todos, a organizar conciertos en donde el público tenía que imaginar por sí mismo la música. Editó un libro de dibujos y piezas de arte, películas conceptuales e innumerables discos marcados por el experimentalismo, y en los años 1990, sacó 2 discos bien recibidos por la crítica: Rising  y Blueprint for a Sunrise”.

Sus discos en colaboración con John Lennon incluyen Unfinished Music No.1: Two Virgins, Unfinished Music No.2: Life with the Lions, Wedding Album, Some Time in New York City, Double Fantasy y el póstumo Milk and Honey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here