Una empresa rusa creó un paracaídas denominado Shans que tiene como fin evacuar a las personas que se encuentren en los rascacielos cuando ocurran casos de emergencias como incendios u otros que requieran un desalojo rápido.

De acuerdo con el director ejecutivo de Rostec, Oleg Yevtushenko, el  sistema de paracaídas “no tiene análogos en el mundo y su característica principal es la capacidad de realizar saltos desde bajas alturas donde los paracaídas tradicionales no funcionan”.

El artefacto se puede abrir a una altura de un edificio de 9 pisos, algo así como  33 metros y su uso es sencillo debido a que se abre automáticamente a la altura requerida dando estabilidad al cuerpo de la persona que lo lleva puesto.

Shans fue creado con materiales modernos y en su diseño se han implementado una serie de características que no permiten que la cúpula del paracaídas se pliegue al entrar en contacto con el edificio.

El paracaídas consta de una mochila con un sistema de suspensión, tres cúpulas que mantienen la velocidad del aterrizaje y un eslabón de extracción. Además, el sistema de suspensión se puede ajustar de acuerdo al tipo de cuerpo y altura proporcionando seguridad durante el aterrizaje.

Según la corporación estatal rusa, que desarrolló el paracaídas de manera conjunta con el Instituto de Investigación de paracaidismo en Moscú, el novedoso paracaídas tiene un costo de unos 2 mil 400 dólares.

El uso del paracaídas no requiere de entrenamiento especial, pues se abre por sí mismo a la altura adecuada”, aseveró Yevtushenko.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here