Un conductor de pulidoras de hielo de 42 años de edad, hizo historia al jugar un partido de la liga profesional de Hockey sobre Hielo en Estados Unidos, debido a que los porteros del equipo Carolina Hurricanes se lesionaron y no tenían a nadie en la banca para suplirlos.

El encuentro enfrentaba a los Toronto Maple Leafs y los Carolina Hurricanes en el estadio de los canadienses, y los 2 guardametas del equipo estadounidense se lesionaron durante el choque, por lo que se tuvo que recurrir a un portero de emergencia para terminar el juego.

En la mayoría de los casos, los jugadores de emergencia son aficionados que alguna vez jugaron en ligas juveniles pero nunca se llegaron a convertir en profesionales, y si son requeridos, van directo al estadio para ayudar al equipo que se haya quedado sin jugadores en alguna posición.

Dave Ayres, conductor de pulidoras de hielo, jugó en algina ocasión en una liga de aficionados en 2015, y desde entonces entrenaba con el equipo local de la American Hockey League. Fue llamado por Carolina Hurricanes cuando estos ganaban por 4-1 y los nervios provocaron que aceptara 2 tantos para poner el juego 4-3 y se fueron al descanso.

Sus compañeros “de ocasión” lo tranquilizaron y le sugirieron disfrutar el momento, tomó confianza, detuvo hasta 8 disparos por parte de los atacantes canadienses y Hurricanes se llevó la victoria 6-3.

Cada equipo de la NHL dispone de varios arqueros, pero siempre existe la posibilidad que todos se lesionen al mismo tiempo. Para estos escenarios, en cada ciudad donde hay un equipo de la liga existen  ‘porteros de emergencia’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here