El presidente Jair Bolsonaro afirmó hoy que Brasil estaría dispuesto a discutir la ayuda ofrecida por el G7 para combatir los incendios en la Amazonía si su homólogo francés, Emmanuel Macron, “retira los insultos”, y dijo a la prensa que es falso que Brasil rechazara la ayuda económica de los países más industrializados del mundo.

Sin embargo, condiciona aceptar el apoyo si Macron se retracta por llamarlo mentiroso y poner en tela de juicio la soberanía de Brasil sobre la Amazonía.

Según el ultraderechista, “en primer lugar, el señor Macron tiene que retirar los insultos que hizo contra mí. Primero me llamó mentiroso y, después, por informaciones que obtuve, dijo que nuestra soberanía en la Amazonía era un asunto abierto”, y agregó que “para conversar y aceptar cualquier cosa de Francia que sea con las mejores intenciones posibles, tendrá que retirar esas palabras y entonces podremos conversar”.

Macron dijo el viernes pasado que Francia no respaldará el acuerdo de libre comercio anunciado hace 2 meses entre la Unión Europea y Mercosur debido a que Bolsonaro mintió cuando dijo que Brasil cumpliría sus compromisos ambientales, lo que a su juicio fue puesto en duda por los incendios en la Amazonía.

Luego de la cumbre del G7 en Biarritz, Macron dijo en entrevista que en algún momento habrá que discutir la posibilidad de darle un “estatus internacional” a la Amazonía para impedir su destrucción o que un gobernante de algún país amazónico adopte medidas contrarias al bienestar mundial, declaración interpretada en Brasil como una amenaza a la soberanía de los países amazónicos sobre la mayor selva tropical del mundo.

Por su parte, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, acusó a los países del G7, principalmente a Francia, de no haber cumplido los compromisos que asumieron en el Acuerdo de París sobre cambio climático, y advirtió que “nadie necesita de una ‘nueva iniciativa para la Amazonía’, como sugiere el presidente Macron, cuando ya existen en el ámbito de la Convención del Clima de Naciones Unidas varios mecanismos para combatir la deforestación”.

El escritor brasileño Paulo Coelho pidió perdón al pueblo francés por un comentario despectivo que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, realizó sobre la primera dama de Francia, Brigitte Macron. El propio presidente francés, Emmanuel Macron, catalogó las palabras de su homólogo sudamericano como “extremadamente irrespetuosas” y deseó que Brasil tenga un mandatario que esté “a la altura” de su cargo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here