La canciller alemana, Angela Merkel, dijo hoy que la pandemia del coronavirus constituye un “desafío para la democracia”, y señaló que durante su reunión con periodistas que “nadie sabe cómo va a desarrollarse el invierno”.

la dirigente tuvo su primer encuentro con los medios tras el receso vacacional veraniego, y dijo que  la principal prioridad en la lucha contra la pandemia es que los niños no sean los perdedores ante el regreso a la actividad escolar.

Para Merkel, el asunto es que “vamos a tener que vivir con este virus durante mucho tiempo aún y la situación sigue siendo grave. Toménselo en serio”.

Apuntó que se había gozado de una “libertad y protección relativa” en el verano gracias al buen tiempo, pero “algunas cosas van a ser más difíciles en los próximos meses”, y advirtió que “no todo va a volver a ser como antes de esta pandemia que nos golpeará duramente y de forma existencial”.

Lo prioritario ante esta situación que “ninguno de nosotros hubiéramos imaginado posible”, es que ningún niño quede fuera” de la actividad escolar, y agregó que  lograr que se mantenga la actividad económica actual -tras su práctica paralización en marzo y abril, así como el mantenimiento de los puestos de trabajo, sería la segunda prioridad.

Recordó de paso el fondo de recuperación aprobado por los líderes de la Unión Europea en julio, así como al “fuerte impulso” desarrollado por el motor franco-alemán para lograrlo, por lo que el desafío es lograr que sea ratificado por el Parlamento Europeo, para que pueda activarse ya en la primera mitad de 2021 y entre así en el terreno de la realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here