La Confederación Patronal de la República Mexicana considera que desde hace décadas, y en particular en los últimos 15 años, vivir con seguridad ha sido el gran pendiente de México. Encuesta tras encuesta, los mexicanos colocan a la inseguridad en el más alto nivel de sus preocupaciones, por delante de la pobreza, el desarrollo económico o el empleo.

Dice en un comunicado que todos, sin importar su edad, género, condición social o lugar de residencia han visto transformada su vida cotidiana por la inseguridad y han debido limitar sus libertades, aumentar su gasto, y literalmente modificar sus vidas para tratar de protegerse a sí mismos, a sus familias y a sus bienes.

Las calles hace mucho que han dejado de ser un lugar seguro. Las empresas gastan cada vez más en dispositivos y seguros contra el crimen, y varios gobiernos han prometido acabar con este mal que tanto daño hace a nuestra sociedad, compromiso que no es realidad.

Sobre el gobierno actual, la Coparmex apunta que ha prometido reducir el índice delictivo a la mitad, pero hasta ahora, ha debido admitir que la inseguridad sigue siendo un problema de resolución pendiente.

La patronal explica que en el primer semestre 2019 se han agravado los índices delictivos en la mayoría de los casos. Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública comparan junio de 2018 con el mismo mes pero de 2019, e indican que los homicidios se elevaron 8.06 %. De acuerdo con la misma fuente, 17 mil 82 personas han sido asesinadas en la presente administración, un promedio diario de 80.57 homicidios entre diciembre de 2018 y junio de 2019.

Y hay más: 32 mil 738 negocios han sido asaltados con violencia entre diciembre 2018 y junio 2019, y en cuanto al delito de extorsión se elevó 23.56%, así como el robo a negocio en 16 %, comparando índices delictivos de junio del 2018 y 2019

Las violaciones también crecieron en el país 7.73%, y en los primeros 7 meses de la presente administración, 35 mujeres fueron violadas cada día, en promedio.

Uno de los pocos indicadores que presenta una caída en esos periodos es el robo, que retrocedió 1.66%. Por otra parte, al comparar en el mismo periodo en materia de secuestros, hay un decremento del 23.05%, que es buena noticia, pero en el periodo de diciembre de 2018 a junio de 2019, 803 personas han sido secuestradas.

Salvo excepciones como Tamaulipas, donde se presenta una tendencia decreciente de la incidencia delictiva del fuero común, la propensión al alza en la inseguridad es un mal en términos nacionales.

Hoy se destinan menos recursos que el año pasado para combatir el crimen: el presupuesto federal en materia de seguridad para 2019 es 21.8% al ejercido en el año anterior. Más aún, el gasto total que México ha destinado a combatir al crimen en 2019, asciende a 101 mil 498 millones de pesos, apenas 0.41% del PIB del país.

El sector patronal de México apoya, ha apoyado y seguirá apoyando, la propuesta para la creación de la Guardia Nacional como un mecanismo necesario para combatir al crimen, pero se detectan fallas en su implementación, y preocupa a Coparmex que el reclutamiento no se está dando con la celeridad necesaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here