El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la oleada de amparos interpuestos por el aeropuerto de Santa Lucía, es un asunto meramente político, no jurídico.

Aclaró sin embargo que su gobierno será respetuoso de lo que determine el Poder Judicial tanto en este como otros casos, además de que mantendrá su política de combate a la corrupción, luego de que un juez dictaminara una suspensión definitiva contra la autorización de impacto ambiental otorgada por Semarnat al proyecto de esa terminal aérea.

Luego de apuntar que son 80 los amparos presentados por este tema, el presidente dijo que “quieren que quedemos mal, que no se construya el aeropuerto, no es el medio ambiente, no es oposición de los pobladores, se trata de hacer un aeropuerto donde ya hay un aeropuerto, no hay ninguna razón, solo es una motivación política”.

Durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador dijo que las inconformidades se deben a que el aeropuerto no se hará como se proponía, en el Lago de Texcoco.

“Están como acelerados obnubilados, ojalá y cambien de parecer, nosotros vamos a seguir con la misma política no vamos a dar ni un paso atrás, no vamos a permitir la corrupción, se acabó la asociación delictuosa en el poder político y el poder económico”, añadió el jefe del ejecutivo federal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here