Amnistía Internacional afirma con motivo de la publicación de su Informe Anual, que el coronavirus ha puesto al descubierto y agravado desigualdad, represión y las políticas destructivas que han contribuido a que América sea la región más afectada por la pandemia.

En su Informe 2020/21, Amnistía documenta cómo mujeres, personas refugiadas, migrantes, personal sanitario mal protegido, pueblos indígenas, personas negras y grupos históricamente olvidados han soportado los peores efectos de la pandemia, mientras algunos líderes han aprovechado la crisis para intensificar su ataque a los derechos humanos.

“Durante el pasado año hemos visto cómo ciertos líderes de las Américas respondían a la pandemia con una mezcla de negacionismo, oportunismo y desprecio por los derechos humanos. No podemos seguir transitando por el camino que lleva al desastre”, afirma Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

Las Américas ha sido la región más afectada por el Covid-19, con más de 54 millones de casos y 1,3 millones de muertes. Estados Unidos, Brasil y México presentan las cifras absolutas de víctimas mortales más altas del mundo, luego de que sus gobiernos, al igual que los de Nicaragua y Venezuela, emitieran mensajes confusos sobre salud, no implementaran políticas para proteger a las personas que corren más riesgo, o no garantizaran una transparencia plena.

**Al comenzar 2020, América era la región más desigual del mundo, situación que empeoró con la pandemia, al caer en la pobreza 22 millones de personas, en tanto que el número de las que vivían en pobreza extrema aumentó en 8 millones.

**Al menos 10 mil 558 trabajadores y trabajadoras de la salud habían muerto a causa del Covid-19 al 5 de marzo de 2021, mientras personal sanitario de casi todos los países se quejaba de que sus gobiernos no les daban condiciones de trabajo seguras ni suficiente equipo de protección individual.

**Varios gobiernos detuvieron a personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes en condiciones que las dejaban expuestas a un riesgo de Covid-19, mientras otros llevaron a cabo devoluciones forzosas sin tener en cuenta sus solicitudes de asilo.

**Con pretexto de aplicar medidas de salud pública, autoridades de Estados Unidos detuvieron y deportaron a casi todas las personas solicitantes de asilo en la frontera con México, y expulsaron a más de medio millón de migrantes y solicitantes de asilo de marzo de 2020 a febrero de 2021, entre ellos más de 13 mil niños y niñas no acompañados hasta noviembre de 2020.

**Las deficientes condiciones sanitarias y el hacinamiento caracterizan muchas prisiones de la región, donde inadecuadas medidas del Estado negaban a los reclusos el derecho a la salud y la exponían a contraer Covid-19.

**Las restricciones asociadas al virus también afectaron la libertad de expresión, amenazada en Bolivia, Brasil, Cuba, Uruguay, Venezuela y México, que fue el país más mortífero del mundo para periodistas en 2020.

**El homicidio de George Floyd impulsó a millones de personas en Estados Unidos a secundar las protestas de Black Lives Matter y la policía de Estados Unidos reprimió violentamente esas protestas. Mientras tanto, la violencia policial en Brasil se intensificó durante la pandemia; la policía mató al menos a 3 mil 181 personas entre enero y junio, 69% de ellas negros.

**La pandemia intensificó la crisis de violencia contra mujeres y niñas en América y las medidas de confinamiento dieron lugar a un aumento de la violencia de género en el ámbito familiar, la violación y los feminicidios.

**Muchos gobiernos no han hecho lo suficiente para conceder prioridad a la salud sexual y reproductiva como servicios esenciales en la pandemia. El aborto seguía estando penalizado en la mayoría de los países, grave obstáculo para el derecho a la salud.

**Las personas LGBTI fueron objeto de violencia y homicidios en países como Brasil, Colombia, Estados Unidos, Honduras, Paraguay y Puerto Rico.

**Los pueblos indígenas se vieron muy afectados por el Covid-19 debido al acceso inadecuado a agua apta para el consumo, saneamiento, servicios de salud, prestaciones sociales y falta de mecanismos para proteger su derecho a la salud y a medios de vida. Por otro lado, varios países declararon esencial el sector minero en la pandemia, con lo que expusieron al contagio a pueblos indígenas.

**América Latina y el Caribe seguía siendo la región más peligrosa para defensores y defensoras de derechos, en particular quienes trabajan para defender tierras, territorio y medioambiente. Colombia seguía siendo al país más letal del mundo para los defensores y defensoras.

**Argentina hizo historia en diciembre al convertirse en la mayor nación de América Latina en legalizar el aborto.

**México se convirtió en el país número 11 de América Latina y el Caribe en ratificar el Acuerdo de Escazú, para la protección del medioambiente y los defensores y defensoras de los derechos ambientales, por lo que entrará en vigor el 22 de abril de 2021.

**Chile fue el primer país de la región, y uno de los primeros del mundo, en presentar un objetivo de reducción de las emisiones en 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here