El 85% de las hipotecas del Fondo de Vivienda de los trabajadores del ISSSTE que se liquidaron en 2018 fueron pagadas por los acreditados en un periodo menor a los 15 años a partir de su originación, informó la Subdirección de Finanzas del organismo

En 2018 fueron liquidadas 42 mil 299 hipotecas, de las cuales 35 mil 896 fueron saldadas en un periodo menor a 15 años. De los créditos liquidados, 3 mil 925 fueron pagados por derechohabientes en 5 años como máximo, en tanto que 14 mil 418 fueron saldados entre 5 y 10 años luego de haber sido otorgados.

Además, 17 mil 553 financiamientos fueron pagados entre 10 y 15 años posteriores a su ejercicio por parte de los acreditados. En contraste, únicamente 578 créditos, equivalentes a 1.4%, fueron pagados en más de 25 años.

Actualmente, el Fondo ofrece a sus derechohabientes 5 esquemas de financiamiento de acuerdo con sus necesidades, que además permiten a los trabajadores realizar aportaciones adicionales a capital, con lo que pueden reducir el plazo para pagar las hipotecas.

El Crédito Tradicional, diseñado para trabajadores en activo de base, confianza y eventuales al servicio de entidades públicas del Estado y que aporten al FOVISSSTE.

El Crédito Conyugal, dirigido a matrimonios en donde uno de los cónyuges cotiza en el Infonavit, el otro en el FOVISSSTE y permite sumar ambos financiamientos.

El Crédito Pensionados, diseñado para derechohabientes pensionados del ISSSTE y que en su etapa de servicio en la administración pública federal no gozaron de algún otro crédito hipotecario del Fondo.

Con el Crédito Aliados Plus, el FOVISSSTE aporta un monto de financiamiento que se suma al saldo de la Subcuenta de Vivienda del Sistema de Ahorro para el Retiro  del trabajador y el resto es obtenido con un crédito bancario a tasa fija. Está enfocado a empleados con compensaciones superiores a su sueldo básico de cotización y que cuentan con ingresos adicionales a la percepción de su trabajo.

El Crédito Respaldados, diseñado para favorecer a trabajadores que desean utilizar como pago inicial su saldo de la subcuenta de vivienda del SAR, complementándolo con un crédito bancario. FOVISSSTE traspasa recursos del saldo de la subcuenta de vivienda del SAR y el banco otorga el resto del crédito hasta la capacidad de pago del trabajador.

El crédito FOVISSSTE se puede utilizar para adquirir una vivienda nueva o usada, construcción en terreno propio, reparación, mejoramiento o ampliación de la casa e incluso “redención de pasivos” o pago de adeudos hipotecarios con otras entidades financieras, como bancos privados.

Para obtener un financiamiento del Fondo los requisitos son: tener como mínimo 18 meses de aportaciones en la Subcuenta de Vivienda del SAR, ser trabajador del Estado en servicio activo, no encontrarse en proceso de dictamen para el otorgamiento de pensión temporal o definitiva por invalidez o incapacidad total, parcial o temporal o en proceso de retiro voluntario conforme a la ley, y no tener un crédito vigente (activo o en trámite).

El financiamiento es pagado por el trabajador con un descuento equivalente al 30 por ciento del sueldo básico quincenal a través de nómina, con un plazo máximo para liquidarlo con un plazo de hasta 30 años. Las tasas de interés van del 4% al 6%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here