Pese a los pedidos egipcios de que no fuese subastado, un busto de 3 mil años de antigüedad que representa al faraón Tutankamón, fue vendido en Londres a un precio de casi 6 millones de dólares.

No se sabe quien fue el comprador, y la casa de subastas Christie’s reporta que vendió la pieza de 28,5 centímetros de altura, en 5 millones 970 mil dólares en una de sus ventas más controvertida en años.

Un pequeño grupo de personas con banderas egipcias y pancartas, protestaron los  la venta a las afueras de la casa de subastas británica.

El arqueólogo egipcio y exministro de Antigüedades, Zahi Hawass, considera que la obra “salió de Egipto en los años 70 del siglo pasado “porque en esa época otros objetos antiguos de la misma naturaleza fueron robados del templo de Karnak”, atizando el debate sobre el retorno de las obras de arte a sus países de origen.

Los ministerios de Relaciones Exteriores y de Antigüedades egipcios lamentaron en un comunicado que Christie’s organizara una primera venta de objetos egipcios a pesar de “las legítimas reclamaciones egipcias de las últimas semanas”, relativas entre otros a la obtención de certificados de adquisición de las obras.

De acuerdo con Christie’s, el busto del joven Tutankamón forma parte de la Colección Resandro, una de las colecciones privadas más famosas, y ha sido expuesto en numerosas ocasiones en los últimos años, subraya Christie’s.

La pieza de cuarzo fue adquirida en 1985 a Heinz Herzer, un vendedor con sede en Múnich, y antes estuvo en manos de Joseph Messina, vendedor austriaco que lo había adquirido en torno a  mediados de los 70 al príncipe Wilhelm von Thurn und Taxis, quien lo habría tenido en su poder desde los años 1960.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here