Un estudio publicado en la revista British Journal of General Practice explica que pacientes que superaron el covid-19 experimentan consecuencias y síntomas de la enfermedad a largo plazo y algunos tienen que guardar cama por la fatiga, meses después de su infección

Los expertos se entrevistaron con 24 personas que no tuvieron que ser ingresados en el hospital durante su infección, y descubrieron que aún aquellos que sufrieron covid-19 de forma leve siguen sufriendo síntomas persistentes o cíclicos, como dolor y palpitaciones en el pecho, dificultades para respirar, dolores musculares y articulares, dolores de cabeza, deterioro cognitivo y fatiga.

Algunos afirmaron que se cansaban rápidamente al realizar tareas sencillas, fenómeno llamado por los investigadores como covid prolongado o covid-19 postagudo.

La esposa de un hombre de 67 años que tuvo coronavirus en marzo refirió que su marido se pasaba durmiendo “20 horas al día” en una fase de su recuperación, y que actualmente sigue durmiendo más horas de lo habitual y a veces se siente totalmente agotado.

Otra mujer de 50 años que se cree que tuvo la enfermedad en marzo, dijo que pensaba que se había recuperado después de unos 15 días, pero luego le daba fatiga, “como si me hubieran atropellado”, en tanto que una paciente de 34 años platicó que necesita descansar incluso después de tareas cortas y sencillas como pelar verduras.

Para los especialistas, su estudio exploratorio ilustra el rango y la complejidad de los síntomas persistentes que puede generar la enfermedad.

Los participantes del estudio también describieron cambios en su identidad, con reflexiones sobre cómo se percibían a sí mismos antes de contagiarse de coronavirus. Otros hablaron de las dificultades a la hora de acceder a la atención médica, en parte debido a la adaptación a las consultas remotas durante la pandemia, y creen que sus síntomas no fueron totalmente reconocidos por los profesionales sanitarios.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here