Un fiscal neoyorquino afirmó hoy que hay “miles de páginas” con transcripciones de grabaciones telefónicas y mensajes que inculpan al exjefe de la policía federal mexicana, Iván Reyes Arzate, a quien Estados Unidos acusa de entregar información a carteles de droga mexicanos a cambio de miles de dólares.

El fiscal Ryan Harris expresó además en una audiencia judicial en la corte federal de Brooklyn que el gobierno estadounidense está en un “proceso de negociación” con el expolicía, enlace durante años entre la agencia antidrogas estadounidense y la policía mexicana.

Reyes, compareció en la audiencia vestido con un uniforme de preso negro, y se declaró inocente de cargos de tráfico de cocaína. Ahora se espera que las negociaciones entre la fiscalía y los abogados de Reyes avancen para ver si se declara culpable y evitar el juicio.

Según la fiscalía del distrito este de Nueva York, el expolicía mexicano estaba al frente de investigaciones especiales de la policía federal, llamada SIU por sus siglas en inglés (Sensitive Investigative Unit), entre 2008 y 2016. Reyes habría entregado información y ayudado a carteles como el de los Beltrán Leyva y El Seguimiento 39, asociado al Cartel de Sinaloa.

Los años de operación de Reyes coinciden con la época en que Genaro García Luna era secretario de Seguridad Pública en México, exfuncionario que está preso en la misma cárcel de Brooklyn donde está Reyes, y que fue acusado por la misma fiscalía de 3 cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína.

El miércoles el juez Brian Cogan, quien presidió el juicio al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, calificó de “complejo” el caso de Reyes”, debido a la gran cantidad de pruebas que pesan contra él, y pidió a los fiscales que apuren la entrega de pruebas a Reyes para que éste las revise desde prisión.

La fiscalía asegura que pruebas discutidas durante el juicio a “El Chapo” sobre los Beltrán Leyva son las mismas en el caso de Reyes, y los fiscales también dijeron que algunas pruebas en el caso García Luna que también preside Cogan, serán las mismas que en el caso del exjefe policial.

En 2018, Reyes, apodado “La Reina”, fue sentenciado en Chicago a 3 años de cárcel por pasar información a los carteles. Cuando estaba por cumplir la condena fue transferido a Nueva York y acusado de los nuevos cargos de narcotráfico.

Según autoridades estadounidenses, tenía contacto con agentes de la DEA en Ciudad de México, y habría obtenido miles de dólares en sobornos ayudando a los carteles a traficar cocaína.  La próxima audiencia para el mexicano fue fijada para el 21 de abril. (con información de AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here