Estos días se hablado mucho del problema  que significa la adquisición de vacunas contra el coronavirus y más de 400 organizaciones de la sociedad civil exigieron a los Gobiernos políticas de vacunación contra el COVID-19 que no excluyan a ninguna persona,.

Esto informa la ONG Amnistía Internacional quien señala que en una carta abierta difundida este 18 de enero, “se suma a más de 400 organizaciones de la sociedad civil, entidades académicas, defensoras y defensores de derechos humanos de toda la región, para exigir a los estados que las políticas contra la pandemia del virus COVID-19 no dejen a ninguna persona atrás”.

En el texto subido a la página web de Amnistía señaló que los Gobiernos “deben garantizar a las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas y apátridas el acceso a todos los servicios de salud y vacunación sin discriminación alguna y en condiciones de igualdad que el resto de la población.

El comunicado apunta que el derecho a la vida, la integridad y la salud se debe garantizar sobre la base del principio de igualdad y no discriminación”.

Dice “Amnistia que “para que los Estados puedan efectivamente alcanzar los objetivos urgentes y fundamentales frente a esta gravísima pandemia mundial, la vacunación masiva y universal es absolutamente indispensable”.

Agrega que “es la única forma segura de lograr la inmunidad colectiva, pues su efectividad estará supeditada a que suficientes personas desarrollen protección contra la enfermedad”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here