El Gobierno de Nicaragua ordenó la detención de 2 periodistas y un comentarista que incomodan al presidente Daniel Ortega, en tanto que una informadora huyó del país por temor a ser detenida por la Policía, informó la Comisión Permanente de Derechos Humanos.

La orden fue dada el domingo por un Juez de Distrito Penal de Audiencia de Managua, a petición de la fiscal auxiliar Lillyam Sosa, en contra de los periodistas Luis Galeano y Jackson Orozco, así como del comentarista Jaime Arellano.

Los 3 trabajaban en programas de corte político y su posible captura está relacionada con la causa que se lleva contra la también periodista Lucía Pineda Ubau.

Leticia Gaitán huyó del país con rumbo desconocido, por temor a ser capturada y enjuiciada, en tanto que Orozco se exilió hace varios meses Galeano huyó este fin de semana, y Arellano lleva más de un mes fuera de Nicaragua “por razones de salud”.

Todo esto forma parte de la cruzada contra la prensa opositora al Gobierno lanzada por Ortega, cuyo Instituto de Telecomunicaciones y Correos sacó del aire al canal 100% Noticias, cuya jefa de prensa, Pineda, y director fueron capturados por las fuerzas de seguridad, acusados de conspirar para “cometer actos terroristas”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha identificado acciones de este tipo, contra periodistas, ONGs y empresarios, como la más reciente etapa de “represión del Gobierno de Nicaragua “, y ha advertido que tiene pruebas de que se practican “crímenes de lesa humanidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here