El activista y opositor político ruso Alexéi Navalni envió un mensaje a sus seguidores de Instagram desde la cama del hospital berlinés Charité, donde permanece ingresado.

Navalni compartió una foto en la que aparece junto a su esposa, Yulia, y sus hijos, Daria y Zajar. La publicación acumuló cientos de miles de me gusta en cuestión de minutos.

“Hola, soy Navalni. Les echo de menos. Todavía no sé hacer casi nada, pero ayer logré respirar yo solo, totalmente solo, durante todo el día. Sin ninguna ayuda externa, incluso sin estar traqueostomizado. Me ha gustado mucho. Es un proceso maravilloso y está subestimado por muchos. Se lo recomiendo”, comentó el político.

El 20 de agosto, el activista se sintió mal durante un vuelo procedente de la ciudad de Tomsk, en Siberia. El avión realizó un aterrizaje de emergencia en Omsk. Navalni fue ingresado en una unidad de cuidados intensivos de un hospital local, donde fue inducido en un coma artificial. Dos días después, fue llevado al hospital universitario Charité, en Berlín.

Los médicos rusos afirman que se trata de una fuerte caída de azúcar en sangre y un trastorno metabólico. Sin embargo, los expertos berlineses revelaron que fue envenenado con un agente altamente tóxico y letal, aunque sin publicar los resultados de los análisis.

La portavoz de Navalni, Kira Yármish, asegura que fue envenenado con alguna sustancia puesta en su té, lo único que tomó por la mañana en el aeropuerto de Tomsk.

Desde Moscú califican de infundada la versión alemana sobre lo ocurrido con Navalni y dicen esperar respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here