El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud, en coordinación con la Procuraduría Federal del Consumidor y el Instituto Mexicano del Seguro Social, informa que implementa un programa integral para atender el aumento en la demanda de oxígeno medicinal en la Zona Metropolitana del Valle de México, incrementar la producción de oxígeno medicinal y combatir el mercado no legal de tanques de oxígeno.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, resaltó que se trata de un programa integral que ayuda a aumentar la disponibilidad de camas en la ZMVM por medio de la pre alta hospitalaria que realizan el IMSS como la Salud capitalina, y al mismo tiempo se incrementa la producción de oxígeno medicinal.

“Es un trabajo coordinado que venimos haciendo para que esto que se ha venido reportando y este mercado no legal que ha habido de tanques, desaparezca, y que se provea todo a partir de este programa integral que se está haciendo”, dijo Sheinbaum .

Precisó que “en el caso de instituciones públicas como saben, todo es gratuito, pero evidentemente también hay un mercado de oxígeno medicinal privado que también lo que buscamos es que no haya ningún tipo de escasez”.

En videoconferencia de prensa, detalló que el IMSS registra alrededor de 900 casos que se han beneficiado por medio de la pre alta hospitalaria, mientras que cerca de mil 30 personas de los Hospitales Covid de SEDESA han llevado la convalecencia desde sus casas gracias a que son dados de alta de manera temprana.

“Hay el programa con concentradores de oxígeno, desde el 911 y el programa con los hospitales privados en donde se da la atención a domicilio sin necesidad de que entren al hospital, si tienen moderada su condición; y en el 911, tanto con los hospitales privados como directamente con los hospitales públicos, hay cerca de 200 personas que han tenido acceso a este programa y se va a ir incrementando”, añadió.

Sheinbaum explicó que la PROFECO en colaboración con la Secretaría de Salud federal ha trabajado para atender la demanda de tanques de oxígeno por medio del aumento de su producción y con importación de Estados Unidos para abastecer a la zona norte del país.

La Jefa de Gobierno lanzó un llamado a la ciudadanía para que en caso de que hayan estado enfermos de COVID-19 y cuenten con un tanque de oxígeno en casa lo devuelvan a las empresas comercializadoras para que ese tanque pueda ser utilizado por otro paciente.

En su intervención, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, presentó la estrategia de pre alta de pacientes con COVID-19 que prevé que los pacientes pueden continuar su recuperación en casa apoyados con oxígeno y con ello permitir que enfermos en condición crítica cuenten con una cama de hospital.

Detalló que en los casos donde el diagnóstico médico establece que el paciente se encuentra en la fase final de su recuperación, se determina su alta y es enviado a casa con receta de prescripción de oxígeno.

Por su parte, el procurador federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, informó que se estableció una mesa de trabajo con las tres empresas que producen oxígeno para uso industrial y medicinal en México, Air Liquide, Linde e INFRA para priorizar la producción de oxígeno medicinal.

Además, expuso, que se trabajó con el sector aduanero para que se importe oxígeno medicinal de los Estados Unidos para abastecer a la zona norte del país, en tanto que la zona centro y sur serán abastecidas por medio de las tres empresas mencionadas, lo cual reducirá el tiempo y el costo en la entrega del oxígeno.

Sheffield Padilla pidió a los habitantes de la Ciudad de México regresar los cilindros de oxígeno que ya no utilicen a las empresas comercializadoras INFRA o Medigas para que puedan ser ocupados por otro enfermo de COVID-19 que lo requiera. .

Para la entrega de tanques de oxígeno se ponen a disposición los números 5553293068 de INFRA y 800 500 2222.

Por otra parte, el titular de PROFECO., solicitó a los ciudadanos no hacer caso de las ofertas de tanques de oxígeno que se promocionan a través de redes sociales ya que se alimenta con ello al mercado negro en el que se venden cilindros robados o que no cuentan con las características para uso medicinal. Informó, en conjunto con la Policía Cibernética de la Guardia Nacional y con la red social Facebook han detectado e inhabilitado 100 páginas de comercio electrónico que defraudaban a consumidores y se han dado de baja a 700 perfiles de dicha red social y esta semana se darán de baja otros mil.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here