El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria insistió en la necesidad de que el Reino Unido permita al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, salir de la embajada ecuatoriana en Londres, donde permanece refugiado desde hace más de 6 años por temor a ser arrestado. 

Expertos de la ONU señalan que “es comprensible que a los Estados que se basan y promueven el estado de derecho no les guste enfrentarse a sus propias violaciones de la ley. Pero cuando admiten honestamente estas violaciones, se ganan un mayor respeto al hacerlo y dan ejemplos para todo el mundo”

Asimismo, subrayan que “el Reino Unido ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y tiene la responsabilidad de cumplir con su compromiso, respetando sus disposiciones en todos los casos”. 

El grupo concluye que “es hora de que Assange, quien ya pagó un alto precio por ejercer pacíficamente sus derechos a la libertad de opinión, expresión e información, por promover el derecho a la verdad en el interés público, recupere su libertad”.

A su vez, explican que “la detención preventiva solo debe imponerse en casos limitados”. En el caso de Assange, resaltan que la privación de la libertad durante las investigaciones “debe ser aún más limitada, especialmente en ausencia de cargos”.

La declaración de aquel departamento de Naciones Unidas cuenta con el respaldo del relator especial de ese organismo, Michel Forst.

En 2015 ya habían considerado que Assange estaba siendo privado de su libertad de modo arbitrario, mientras pesaban contra el implicado denuncias de crímenes presuntamente cometidos en Suecia, cuyos cargos fueron rechazados.

El periodista australiano fue arrestado por primera vez en 2010 en Inglaterra, tras una orden de detención por una denuncia emitida en Suecia por una conducta sexual inapropiada, pero nunca se comprobó. De hecho, en 2017 el fiscal a cargo optó por cancelar la investigación.

Los expertos consideran al protagonista como “un programador de computadoras y defensor de la libertad de expresión e información”. La plataforma que él mismo fundó, WikiLeaks, se basa en la publicación de documentos de interés público, muchas veces confidenciales y sensibles para s Gobiernos o grupos empresarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here