La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó este viernes su preocupación por informes relacionados con excesos policiales contra manifestantes en Bolivia, luego de los comicios presidenciales del pasado domingo, toda vez que incluso ha habido uso de gases lacrimógenos.

conferencia de medios, la portavoz de la oficina de derechos humanos Ravina Shamdasani, advirtió que esta situación “violaría los principios básicos sobre el uso de la fuerza” por parte de cuerpos de seguridad, al tiempo que recordó a las autoridades bolivianas que “el uso de la fuerza frente a manifestantes debería aplicarse sólo en circunstancias excepcionales, de acuerdo con las normas y los estándares internacionales”.

La Oficina de la ONU que encabeza la chilena Michelle Bachelet dio a conocer que ya recibió denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad contra los manifestantes en protestas postelectorales de un proceso del que el presidente evo Morales ha sido declarado vencedor.

La oposición no está convencida de la limpieza del proceso y por lo pronto convocó este viernes a paros en varias ciudades para mostrar su inconformidad con los resultados que dan a Morales la victoria en la primera vuelta con más de 10 puntos de ventaja sobre el opositor Carlos Mesa.

Ravina precisó que las denuncias deben ser investigadas de forma “rápida, profunda, independiente e imparcial” y de paso, recordó a los manifestantes que “sus quejas deben expresadas de forma pacífica, sin recurrir a la violencia”:

Agregó que “pedimos a todas las partes, incluyendo líderes políticos y sus seguidores, que ejerzan la contención para reducir las tensiones, e inicien un diálogo para afrontar sus desacuerdos, de lo contrario hay riesgo de que la situación quede fuera de control”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here