La Organización Mundial de la Salud  dio a conocer  la suspensión “temporal” de los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países, como medida de precaución.

“Se trata de una medida temporal”, dijo la doctora Soumya Swaminathan, responsable del departamento científico de la OMS, luego de subrayar la “incertidumbre” que rodea el uso de la hidroxicloroquina.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, precisó que la suspensión de los ensayos se realizó el sábado pasado y que se debe a la publicación de un estudio el viernes en la revista médica The Lancet, que considera ineficaz y hasta contraproducente el uso de la cloroquina y sus derivados como la hidroxicloroquina para luchar contra la COVID-19.

La hidroxicloroquina es un derivado de la cloroquina y se utiliza desde hace décadas contra el paludismo y enfermedades de origen autoinmune como el lupus y la artritis reumatoide.

La OMS inició ensayos clínicos sobre los efectos de la hidroxicloroquina, bautizados “Solidaridad”, con el fin de encontrar un tratamiento eficaz contra la enfermedad, hace 2 meses.

Pero The Lancet,  un estudio realizado con cerca de 15 mil enfermos, ni la cloroquina o su derivado hidroxicloroquina son eficaces contra la COVID-19 e incluso aumentan el riesgo de muerte y arritmia cardíaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here