El medicamento antiviral remdesivir no debe usarse para tratar a pacientes con Covid-19, sin importar cuán enfermos estén, pues no hay evidencia de que funcione, dijo la Organización Mundial de la Salud.

“El panel encontró una falta de evidencia de que remdesivir mejorara los resultados que son importantes para los pacientes, como la reducción de la mortalidad, la necesidad de ventilación mecánica, el tiempo para la mejora clínica y otros”, dijo el panel del Grupo de Desarrollo de Guías de la OMS.

El panel señaló que “cualquier efecto beneficioso del remdesivir, si es que existe, es probable que sea pequeño y que, además, haya una gran posibilidad de consecuencias negativas”.

La recomendación de la OMS, publicada en el British Medical Journal, se basó en la revisión de la evidencia que incluyó datos de 4 ensayos aleatorios internacionales entre más de 7 mil pacientes hospitalizados.

Tras revisar la evidencia, el panel concluyó que remdesivir no tiene un efecto significativo sobre las tasas de muerte u otras consecuencias importantes para los pacientes.

“Especialmente dados los costos e implicaciones de recursos asociados con remdesivir. El panel consideró que la responsabilidad debería estar en demostrar evidencia de su eficacia, lo cual no puede afirmarse según la información actualmente disponible”, dijo.

El antiviral es uno de los dos únicos medicamentos autorizados actualmente para tratar pacientes con COVID-19 en todo el mundo. Ha sido aprobado para su uso en Estados Unidos, la Unión Europea y otros países después de que la investigación inicial al respecto encontró que puede acortar el tiempo de recuperación en algunos pacientes con COVID-19.

Fabricado por la estadounidense Gilead, el remdesivir es extremadamente caro y debe administrarse por vía intravenosa. La compañía dijo el mes pasado que el medicamento aumentó sus ventas del tercer trimestre en unos 900 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here