El Papa Francisco no tocó el espinoso asunto de la propuesta de ordenar sacerdotes a hombres casados y reconocidos por su comunidad para celebrar la eucaristía en los puntos más remotos de la región, al publicarse este miércoles su exhortación sobre el Sínodo de la Amazonia.

Los obispos de las regiones amazónicas que participaron en dicho evento en 2019  habían aprobado dicha propuesta, pero en el exhorto, el pontífice, aunque reconoce que es necesario que la eucaristía llegue a estos lugares, solo pide que se rece para que crezcan las vocaciones y que se envíen más misioneros a estas zonas.

El documento consta de 52 páginas y se divide en 111 puntos, donde el vicario de Cristo repasa sus reflexiones tras el Sínodo de los obispos celebrado en octubre de 2019 y en el que se abordaron los problemas que vive los pueblos originarios en la región amazónica.

El papa exhorta “a todos los Obispos, en especial a los de América Latina, no sólo a promover la oración por las vocaciones sacerdotales, sino también a ser más generosos, orientando a los que muestran vocación misionera para que opten por la Amazonía”.

No hay más referencia al asunto, un o de los que más polémica y divisiones han generado recientemente en la Santa Sede, ante la arremetida de ministros de culto conservadores que se oponen a que la iglesia ordene a hombres casados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here