El barco Ocean Viking, de las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras solicitó a las autoridades de Malta e Italia le asignen un puerto para desembarcar a las 218 personas a bordo, como resultado de 4 operaciones de rescate en el Mediterráneo central.

Las ONG dieron a conocer lo anterior vía redes sociales, y  señalan que Libia les ofreció el puerto de Khoms, pero que la oferta no fue aceptada porque no es un destino seguro.

El barco con los migrantes realizó anoche la última operación de rescate, de 36 personas, que se sumaron a los 182 que ya estaban a bordo, elevando la cifra hasta los 218 migrantes, y SOS dijo en su cuenta de Twitter que “acabamos de rescatar a 36 personas que estaban en dificultades en una barca de madera en aguas internacionales. Esta operación ha estado coordinada con las autoridades marítimas maltesas”.

Fuentes de las  Fuerzas Armadas de Malta señalan que el país se hará cargo de esos 36 rescatados en la última operación, porque ocurrió en la zona de búsqueda  de rescate maltesa.

El Ocean Viking, con bandera noruega, había rescatado a otros 73 migrantes que iban a bordo de una barcaza superpoblada a unas 29 millas náuticas de la costa de Libia, y los responsables de la embarcación añaden que “para mitigar el peligro” de acercarse con el barco a los náufragos, la tripulación tuvo que usar una balsa.

Antes otros 109 migrantes habían sido rescatados en otras 2 operaciones mientras el barco espera que algún país europeo le autorice un puerto en el que atracar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here