Las actrices y el staff de la obra “Érase una vez un rey”, drama cómico que se presentó en el Foro Sor Juana Inés, del Centro Cultural Universitario, en el marco del 26° Festival Internacional de Teatro Universitario organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, pusieron en alto el nombre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Este tipo de actividades son parte del trabajo del Director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, para fomentar el arte y la cultura en los derechohabientes, dijo el Jefe de Servicios Sociales y Culturales del Instituto, Ricardo García

La obra, coproducida por TEATRALISSSTE de la Delegación del Instituto en Veracruz y por el Grupo Iskay Teatro de la Universidad Veracruzana, obtuvo el premio a la mejor puesta en escena en el Festival de Teatro de la misma universidad y las actrices Shaní Lozano y Aremí Hernández obtuvieron menciones honoríficas por sus actuaciones, departiendo con 25 obras de México, Canadá, Argentina, Perú y Estados Unidos.

“Érase una vez un rey” aborda, desde la perspectiva de 3 personajes pepenadores, las tentaciones de poder, avaricia y dominio que enfrentan al transitar de manera imaginaria y lúdica por la monarquía, dictadura y democracia; el juego pronto se vuelve oscuro, emergiendo de él los vicios propios de género humano; al final, las actrices salen de sus personajes e invitan a reflexionar sobre lo que ocurre en la sociedad y la importancia de fomentar los valores desde nuestros entornos.

El director de la puesta en escena, Jaime Federico Hernández Saavedra, quien lleva 20 años dirigiendo los talleres TEATRALISSSTE, en Casa de la Cultura y Casa de Día de la Delegación ISSSTE  en Veracruz, comentó: “la obra es una adaptación del texto del Grupo chileno Aleph, los autores originales sufrieron persecución durante el periodo de dictadura en Chile, nosotros en un formato de drama cómico englobamos el argumento en un contexto de crítica social; es un llamado a la concordia, a trabajar como sociedad en limpiar nuestro entorno y sacar adelante a nuestro bello país”.

En la parte actoral, el reto de interpretar y caracterizar a 3s personajes masculinos por tres jóvenes actrices se cumplió magistralmente, tanto en la actitud corporal, los razonamientos mentales y el desenvolvimiento integral de los personajes.

Shaní Lozano interpretó el papel de “Ñafle”, quien representa al pueblo; Aremí Hernández, dio vida a “Watushi”, al rey, dictador y demócrata; Elizabeth Perlestain, protagonizó a ”Sonajera”, el amigo en apariencia más estable del trío. Las actrices coincidieron: “nuestra intención con esta obra es contribuir a crear una cultura democrática universal”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here