Un informe Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2019 por la ONU indica que la obesidad en adultos en Latinoamérica y el Caribe se ha triplicado desde 1975 y actualmente afecta a 1 de cada 4 adultos en la región.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura precisa que el hambre subió por cuarto año consecutivo en América Latina en 2018, afectando al 6,5 % de la población en la región. De acuerdo con la FAO, luego de reducir ostensiblemente la tasa de personas con hambre entre 2000 y 2014, el problema ha repuntado a partir de 2015 y para 2018 había 42,5 millones de desnutrido.

En este escenario, tanto la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura como la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, llaman a los países a tomar acción para enfrentar el aumento de la malnutrición en la región.

Según la evaluación nutricional, 600 mil personas mueren cada año en Latinoamérica y el Caribe debido a enfermedades relacionadas con un régimen alimentario deficiente, destacando diabetes, hipertensión y patologías cardiovasculares.

Por otro lado, los expertos consideran que las dietas inadecuadas están vinculadas a más muertes que cualquier otro factor de riesgo.

Niños y adolescentes son los más afectados por todos los cambios en el consumo de alimentos en las últimas décadas, lo que se refleja en el hecho de que en ambos grupos de edad la obesidad se ha triplicado en tan sólo 16 años. (Efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here