Corea del Sur prohibirá grandes concentraciones públicas y cerró iglesias y locales de ocio nocturno en el área metropolitana de la capital, Seúl, tras un repunte en los contagios de coronavirus.

El primer ministro del país, Chung Sye-kyun, dijo que reforzar las medidas de distancia social en la región, donde viven alrededor de la mitad de los 51 millones de habitantes de la nación, era inevitable porque el fracaso de los protocolos para ralentizar la propagación de la enfermedad podría resultar en un gran brote a nivel nacional.

Las medidas, que entrarán en vigor el miércoles en Seúl, en la provincia cercana de Gyeonggi y en la ciudad de Incheon, prohíben las concentraciones de más de 50 personas en un espacio cerrado y de más de 100 al aire libre.

Los clubes de ocio nocturno, karaokes, restaurantes buffet y cibercafés cerrarán sus puertas, y las iglesias tendrán que oficiar sus servicios online.

Corea del Sur confirmó 246 nuevos contagios el martes, para un total de 959 en los cinco últimos días. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here