El nuevo crecimiento de casos de coronavirus en Nueva York ha llevado al  alcalde de la urbe de hierro,  Bill de Blasio, a solicitar al estado autorización para cerrar escuelas y reinstaurar restricciones sobre negocios no esenciales en varias zonas de la ciudad.

De aprobarse la solicitud, Nueva York dará pasos atrás en su reapertura luego de que los casos de Covid-19 descendieran durante un verano, permitiendo incluso el regreso de los estudiantes a las escuelas.

De acuerdo con Di Blasio, los cierres se darían a partir del miércoles en al menos 9 zonas de la ciudad, estimándose que cerrarán al menos un centenar de escuelas públicas y 200 privadas. 

Las medidas incluirían restringir los alimentos dentro de los restaurantes, mientras que el servicio de restaurantes en mesas al aire libre se suspenderá en los distritos afectados.

También los gimnasios volverían a cerrar y los lugares de culto podrían permanecer abiertos con las restricciones vigentes.

De acuerdo con Di Blasio, “hemos aprendido una y otra vez de esta enfermedad que es importante actuar de manera agresiva, y cuando los datos nos dicen que es tiempo de tomar las acciones más duras y rigurosas, seguimos los datos, hacemos caso a la ciencia”.

En las últimas 2 semanas, el número de casos nuevos de coronavirus ha ido al alza en algunas partes de la ciudad, particularmente en los distritos de Brooklyn y Queens, que albergan la mayor población de judíos ortodoxos de la entidad.

Más de mil personas han dado positivo al coronavirus en Brooklyn en los últimos 4 días, según cifras estatales.

El alcalde asegura que busca evitar que el virus se propague en la ciudad y se convierta en una segunda ola, como la que provocó la muerte de más de 24 mil personas en la primavera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here