Un jurado estadounidense condenó a la empresa Monsanto, propiedad de Bayer, a pagar 2 mil millones de dólares a una pareja de estadounidenses que enfermaron de cáncer por el uso del herbicida Roundup.

Esto dieron a conocer los abogados de los demandantes, después de que los 12 miembros del jurado consideraron que el herbicida, comercializado para jardinería doméstica, fue “factor sustancial” en los linfomas no hodgkinianos que desarrollaron los denunciantes: Alva y Alberta Pilliod.

De esta manera, Bayer, como dueña de Monsanto, deberá pagar mil millones de dólares a cada uno de los afectados, además de abonarles  55 millones de dólares por los gastos médicos por facturas médicas y sufrimiento.

“Sentimos mucha simpatía hacia el señor y la señora Pilliod, pero las pruebas en este caso eran claras: ambos tienen un largo historial de enfermedades que se sabe que son factores de riesgo para linfomas no hodgkinianos”, indicó, por su parte, la empresa en un comunicado tras conocerse la sentencia.

“No hay pruebas científicas para concluir que el herbicida de glifosato fue el factor determinante”, agrega Bayer, que recurrirá la sentencia.

El juicio comenzó a finales de marzo, luego de que Monsanto fue condenado en un caso similar, a pagar 80 millones de dólares a un anciano con linfoma no Hodgkin que atribuía al Roundup. El jurado consideró que Monsanto debió avisar de los posibles peligros del producto, el cual, según el fabricante, no es nocivo. 

Más aún, en agosto de 2018, Monsanto fue condenada a pagar 289 millones de dólares a un jardinero afectado por el mismo tipo de cáncer, una cantidad que un juez redujo luego a 78 millones.

Alva Pilliod, de 76 años, fue diagnosticado del linfoma en 2011, mientras que a su esposa, Alberta, de 74 años, fue diagnosticado en 2015.

El matrimonio había estado usando el herbicida Roundup de Monsanto durante unos 30 años en el jardín de su casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here