Nuevas directrices médicas introducidas por la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos advierte que los hospitales deberían dejar de utilizar hidroxicloroquina para tratar a los pacientes con coronavirus y no es recomendable usarlo ni en ensayos clínicos.

La hidroxicloroquina es un fármaco inmunosupresor que se desarrolló hace varios años para prevenir y tratar el paludismo. Se utiliza para tratar enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide.

La pastilla antimalaria promovida por el presidente Donald Trump no es recomendable y la organización revisó las pautas de tratamiento de coronavirus, endureciendo su postura contra el uso de la hidroxicloroquina, también recopmendada en el Brasil de Bolsonaro

La Sociedad sugiere no usar el medicamento solo ni con el antibiótico azitromicina para pacientes con SARS-CoV-2, pese a que antes, había permitido su uso limitado solo en ensayos.

“Los expertos de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos concluyeron que los beneficios de mayor certeza (por ejemplo, la reducción de la mortalidad) para el uso de estos tratamientos son ahora muy poco probables, incluso si se dispusiera de datos adicionales de alta calidad”, afirman desde la institución.

Los Institutos Nacionales de Salud tampoco recomiendan la hidroxicloroquina con azitromicina, a menos que sea en un ensayo clínico, debido a un mayor riesgo de paro cardíaco. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here