La Organización Mundial de la Salud considera “irrealista y prematuro” acabar con el coronavirus este año, pero asegura que sí es posible reducir mucho las muertes y hospitalizaciones por COVID-19 si se usan las vacunas “inteligentemente” y que hay datos “muy alentadores” sobre la eficacia de las inmunizaciones en la transmisión.

El director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias, Michael Ryan, explicó que la OMS está centrada en mantener lo más bajo posible el número de contagios para evitar posibles mutaciones del virus y en proteger a la población de riesgo en todo el mundo compartiendo las vacunas disponibles.

“Creo que sería muy prematuro e irrealista pensar que vamos a terminar con este virus al final del año, pero podemos, si somos inteligentes, terminar con las hospitalizaciones, muertes y las tragedias asociadas a esta pandemia”, dijo Ryan, que además explicó que comienza a haber datos sobre el efecto de las vacunas en la capacidad de contagio.

“Empezamos a ver datos importantes y significativos que muestran que muchas vacunas parecen tener un impacto en la forma en la que el virus se transmite y reducen el riesgo de infectarse o pasar la infección. Esto es muy muy alentador. Necesitamos más datos y ver cómo lo hace cada vacuna, pero es realmente alentador”.

Si las vacunas logran un impacto significativo en la transmisión, “aceleraremos” hacia el control de la pandemia. “Ahora mismo el virus está en control”, añadió Ryan, recordando que en la última semana los contagios han vuelto a subir tras siete semanas de descensos y que aún hay “enormes retos” en la distribución de las vacunas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here