Los nuevos tiempos que construyen diariamente mexicanas y mexicanos requieren procesos electorales democráticos y libres, por lo que han quedado atrás prácticas que atentaron contra la voluntad popular y hoy se han convertido en delito, dijo en Puebla el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el último punto de su gira por el país que cierra la etapa de los primeros 100 días de su gestión, el presidente llegó a la capital poblana para encabezar una asamblea pública en la que entregó apoyos de los Programas Integrales de Bienestar, y afirmó que “no existe más un partido de Estado, y desde el Gobierno de México habrá respaldo a las autoridades electorales para garantizar elecciones limpias.

El jefe del ejecutivo federal hizo referencia al próximo proceso electoral que se llevará a cabo en el estado, y expresó que ”es una gran oportunidad para demostrar en Puebla que se puede hacer valer la democracia.”

Dijo que “últimamente se llegó a la degradación de comprar voluntades, de comprar votos, se empobreció al pueblo para después repartir migajas y comprar votos”, por lo que hizo un llamado a todos los sectores de la sociedad poblana para evitar conductas que han tenido consecuencias perjudiciales,

“Nada de compra de voto, nada de tráfico con la pobreza de la gente, nada de acarrear a la gente a votar, nada de falsificar los resultados electorales, nada de fraude electoral”, puntualizó el tabasqueño, y llamó a establecer el compromiso de que ”las elecciones sean limpias, que sean libres.”

Advirtió que no se apoyará a ningún partido ni se usará dinero público para candidatos, y que a todos debe quedar claro que no hay cabida para intentos de obtener prerrogativas especiales del gobierno federal:

“A los que no están entendiendo bien los nuevos tiempos y no quieren cambiar, nada más les informo: ya el gobierno no tiene partido ni tiene sindicato, el gobierno es de todos, y ya no va a ser como antes que el gobierno apoyaba a un partido, apoyaba a un candidato.

Recordó que en las próximas elecciones locales se aplicará el nuevo marco jurídico que tipifica como delitos graves la compra y coacción del voto, y añadió que “no es advertencia, mucho menos amenaza, pero ya logramos que sea delito grave la corrupción, que no lo era, y ya logramos que se reformara la Constitución para que también sea delito grave el fraude electoral, así que, en estas elecciones de Puebla el que cometa un delito electoral va a la cárcel sin derecho a fianza.

Y concluyó: “que nadie se atreva a usar mi nombre para decir que tiene mi apoyo, yo nada más tengo un amo, que se escuche bien y que se escuche lejos, mi único amo es el pueblo de México”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here