Pese a que el balance de las finanzas públicas al primer trimestre del año “muestran un buen desempeño”, este escenario no se repetirá pues los ingresos públicos no se incrementarán el resto del año, por el contrario “se observarán caídas importantes en concordancia con la pronunciada recesión que es inminente”.

En su análisis semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado consideró que el balance de las finanzas públicas y deuda pública positiva “causa cierta sorpresa”, sin embargo, los resultados dados a conocer por Hacienda al primer trimestre del año reportaron un incremento anual de 9.2% real en el total de los ingresos del sector público, destacando el buen desempeño de la recaudación tributaria.

Respecto al primer trimestre del año pasado, reportó un avance de 13.3% en términos reales, impulsado por un incremento de 13% en la recaudación por Impuesto Sobre la Renta  y de 18% por concepto del Impuesto al Valor Agregado.

El Centro explicó que el aumento de la recaudación podría explicarse por las medida de las autoridades tributarias para incrementar el universo de contribuyentes, pues el primer trimestre fue de 2.7 millones, casi 200 mil más que el año.

Además, el avance del IVA, aseguró “sin ser concluyentes”, podría deberse a las compras adelantadas por el confinamiento, lo que se puede comprobar con el aumento de ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio Y Departamentales en 10.9%, y también por las ventas en línea.

Otro factor que pudo haber apoyado el buen desempeño de las finanzas públicas, es que según el Servicio de Administración Tributaria, las devoluciones por concepto de IVA en el primer trimestre del año sumaron 115 mil 300 millones de pesos, es decir, 53 mil 800 mil millones de pesos menos que un trimestre antes, lo que significa un mayor nivel registrado de recaudación bruta de ese impuesto.

Otro rubro que impactó los ingresos, y que tuvo un incremento anual de 125% en términos reales en el primer trimestre, “incluye la recuperación de activos financieros del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México por 21.6 mil millones de pesos y del Fideicomiso Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Portuaria por 6.2 mil millones de pesos”, de acuerdo al reporte de Hacienda.

Aunque el comportamiento de los ingresos públicos es buena noticia, salvo por los ingresos no recurrentes, el CEESP reiteró que “bajo ningún escenario factible para el resto del año se puede esperar que los ingresos públicos se incrementen y más bien seguramente observarán caídas importantes en concordancia con la pronunciada recesión que es inminente”.

Advirtió que otro punto que debe tener la “mayor atención” es la deuda pública, que aumentó  a 48.7% en relación con el Producto Interno Bruto debido a la caída de la actividad económica y la depreciación cambiaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here