El canciller Marcelo Ebrard dio a conocer que México rechazaba la propuesta de inspección laboral por parte de Estados Unidos en territorio mexicano, y que, en cambio, ve con buenos ojos incluir compromisos para la lucha contra el cambio climático en el adéndum que se analiza en Washington dentro del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá

El funcionario del gobierno federal expresó lo anterior al término de una reunión de consulta entre la dependencia que encabeza y miembros del Senado de la República.

El encuentro entre poderes ejecutivo y legislativo duró poco más de 2 horas y Ebrard informó que el negociador mexicano del T-MEC, Jesús Seade, presentará la posición oficial de México en torno a posibles cambios al acuerdo comercial por parte de los estadounidenses.

Ebrard comentó en conferencia de medios que se produjeron en Estados Unidos planteamientos de inspecciones directas, o de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano para supervisar plantas o empresas.

Dijo en torno a esto que se trata de algo que no es aceptable, ni se va a aceptar, y que hubo consenso entre los asistentes a la reunión del domingo con los legisladores senatoriales.

El Secretario de Relaciones Exteriores comentó también que “México, en cambio, ve con muy buenos ojos los paneles, que en los últimos años no han funcionado, para resolver controversias entre México y Estados Unidos”.

El canciller informó también que México propone un lapso de 5 años después de la ratificación del tratado, para que el acero fundido sea 70% de origen estadounidense, y que no está de acuerdo con ese porcentaje para el aluminio, en donde no se aceptará ningún plazo porque nuestro país no tiene recurso escencial de su producción, que es la bauxita, y esto pondría a nuestro país en una desventaja muy grande.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here