La travesura hecha por una niña de 3 años de edad podría costarle hasta la cárcel a su papá, demandado por una concesionaria de Audi en China luego de que la “traviesa” rayara la pintura de 10 automóviles 0 kilómetros. Según el portal Carscoops, entre los modelos dañados había un Audi Q8, cuyo precio en la versión básica comienza a partir de los 68 mil 200 dólares.

El hecho ocurrió el 24 de noviembre, cuando los padres de la niña acompañaron a un amigo a la concesionaria y llevaron a la menor con ellos. Minutos después descubrieron que la niña había tomado una piedra con la que realizó dibujos sobre la carrocería de varios vehículos.

La concesionaria exigió al padre de la pequeña, identificado por el apellido Zhao, el pago del equivalente a (28 mil 560 dólares y el caso fue tratado por una corte en la ciudad de Guilin, provincia de Guangxi.

La suma fue fijada de manera estimativa y podría aumentar tras una evaluación de daños más precisa, indicó el demandante, argumentando que tras volver a aplicar pintura sobre los automóviles dañados, ya no podían ser venidos como nuevos. Los automóviles repintados deberán ser ofrecidos a precio de usados, generando importantes pérdidas para el vendedor.

De lo contrario, la concesionaria podría ser llevada a su vez ante la Justicia acusada por sus clientes de publicidad falsa y seería obligada a resarcir a los compradores con un monto triple con respecto al precio del vehículo en cuestión.

Zhao rechazó pagar la suma exigida por la concesionaria  y finalmente, el 3 de diciembre la corte anunció un acuerdo entre las partes por un monto de cerca de 10.000 dólares.

foto: Sin Chew Daily

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here