El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio marcha atrás en una más de sus bravuconerías y afirmó que “no ha dicho” que su país vaya a cortar su apoyo financiero a la Organización Mundial de la Salud.

Esto lo expresó minutos después de afirmar durante la misma rueda de prensa que Estados Unidos iba a poner “una suspensión muy poderosa” sobre el organismo, hoy al frente de los esfuerzos mundiales en la lucha contra el coronavirus.

“Vamos a suspender los pagos a la OMS. Vamos a poner una suspensión muy poderosa sobre ellos, y ya veremos”, amenazó Trump, al argumentar que el organismo parece “estar muy centrado en China”.

Además lo acusó de equivocarse “en muchas cosas” al gestionar la propagación del coronavirus por el mundo, pero minutos después, al contestar a la pregunta de una periodista de si es el momento adecuado para recortar la financiación a la OMS, el mandatario contestó: “No he dicho que lo vamos a hacer, pero lo vamos a estudiar y vamos a ver”.

El 22 de enero, días después de que se informara del primer caso de coronavirus en su país, Trump dijo en entrevista en el canal de televisión CNBC que se trataba de “solo una persona que vino de China y lo tenemos bajo control. Todo va a estar bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here