Nicolás Maduro Moros juró este jueves (10.01.2019) un segundo período de gobierno en Venezuela en medio del repudio de parte de la comunidad internacional. Maduro aspira así a llegar a 12 años al frente de la “revolución bolivariana”, un compromiso que asume en medio de múltiples interrogantes sobre la legitimidad de su reelección.

El mandatario tomó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, acompañado por 6 6seis jefes de Estado, que asisteron a un acto señalado por opositores y buena parte de la comunidad internacional como el inicio de la “usurpación” de la Presidencia de Venezuela.

“Juro a nombre del pueblo de Venezuela (…) que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución”, dijo Maduro ante el presidente del TSJ, Maikel Moreno, en medio de los aplausos de simpatizantes. .

 La toma de posesión se llevó a cabo en el TSJ y no en el Parlamento, como indica la constitución, porque el Supremo declaró a la Cámara en “desacato” en 2016, pocas semanas después de que la oposición se hiciera con la mayoría de los escaños.

Al mismo tiempo, la Organización de Estados Americanos aprobó una resolución que declara ilegítimo el gobierno de Venezuela, luego que Maduro, se juramentara para un nuevo período que se extiende hasta 2025.

La resolución fue aprobada en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, con 19 votos a favor, seis en contra, ocho abstenciones y una ausencia.

En Asunción, el presidente de Paraguay, Mario Abdo, anunció que su país rompe las relaciones diplomáticas con Venezuela tras la asunción de Nicolás Maduro como jefe de Estado venezolano.

En un discurso desde el Palacio de Gobierno, el mandatario ha afirmado que el Gobierno de Paraguay no reconoce el segundo mandato de Maduro “por ser el resultado de un proceso electoral ilegítimo”, dispuso el cierre de su Embajada en Caracas y el “inmediato retiro” del personal diplomático acreditado ante Venezuela.

En Lima, el gobierno peruano llamó a consultas a la encargada de Negocios de su Embajada en Caracas, Rosa Alvarez Nuñez, como parte de la política de desconocimiento del nuevo presidente que impulsan Perú y otros países latinoamericanos en el Grupo de Lima.

En un comunicado, la cancillería peruana informó que, además del retiro de la diplomática, tomó otra serie de acciones,  entre ellas, “el impedimento de entrada al territorio nacional a Nicolás Maduro y a 100 miembros de su régimen y personas relacionadas a éste..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here