Miles de nicaragüenses han vivido una noche de terror a raíz de la llegada hace unas horas del huracán Iota, que tocó tierra centroamericana con vientos de unos 200 kilómetros por hora y que se mueve tierra adentro sobre el norte del país con vientos máximos sostenidos de 135 kilómetros por hora, en camino hacia Honduras.

El meteoro arribó a Nicaragua como tormenta de categoría 4 muy cerca del sitio donde otro huracán, Eta, arrasó costas del país centroamericano a principios del mes de Noviembre.

Iota era hace 24 horas un huracán categoría 5 pero de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos se debilitó a categoría 4 al acercarse a la costa anoche, tocando tierra al sur de la ciudad de Puerto Cabezas con la misma fuerza que lo hizo Eta el 3 de noviembre.

El codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres de Nicaragua, Guillermo González, aseguró que lograron evacuar antes del impacto del huracán a más de 40 mil personas en 250 albergues, “y una cantidad bastante similar de casas solidarias, incluyendo iglesias”.

Eta mató a más de 130 personas en la región debido a que las lluvias torrenciales provocaron inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en partes de América Central y México. Los cultivos fueron destruidos en gran parte por Eta y los pescadores nicaragüenses estaban tratando de reparar y recuperar sus botes hasta que llegó Iota.

Iota se mueve hacia Honduras, país que todavía no se repone del paso destructivo de Eta, que dejó un saldo de 74 muertes y decenas de miles de personas en refugios.

El meteoro es la tormenta número 30 dentro de una importante temporada de huracanes del Atlántico este año, y es la novena tormenta que se intensifica rápidamente esta temporada, fenómeno que ocurre cada vez con más frecuencia, ligada por varios expertos al cambio climático.

El investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach, dijo que Iota es el último huracán de categoría 5 registrado, superando al huracán de Cuba del 8 de noviembre de 1932.

El final oficial de la temporada de huracanes es el 30 de noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here