El acceso al agua de la Luna se ha convertido en prioridad para la NASA y para ello planifica sus próximas misiones lunares tripuladas y la futura creación de una base permanente en nuestro satélite en el marco del programa Artemisa.

Según Jim Bridenstine, administrador de la agencia espacial estadounidense, se tiene la intención de la NASA de poner un precio para poder acceder al hielo lunar.

En su cuenta de Twitter detalla que
“para la base lunar de Artemisa, la NASA establecerá un costo por tonelada entregada y, una vez más, dejará que las empresas privadas innoven”.

Asimismo, anunció que la agencia firmó contrato de 199,5 millones de dólares con la compañía Astrobotic para enviar al Rover de exploración VIPER a la Luna en 2023.

Brodenstine señaló que” encontraremos, caracterizaremos y, finalmente, utilizaremos el hielo de agua en la Luna
VIPER mantendrá informado a nuestro aterrizaje humano en 2024″, indicó Bridenstine.

El explorador robótico pasará y unos 100 días recorriendo la superficie de la Luna en busca de hielo. Recopilará datos sobre la ubicación y concentración de hielo, que serán de gran ayuda para crear los primeros mapas mundiales de recursos hídricos de la Luna.

Los investigadores creen que se podrá encontrar hielo en cráteres permanentemente sombreados cerca de los polos de la Luna, debido a sus permanentes temperaturas bajas.

Bajo el programa Artemisa, la NASA se ha impuesto el objetivo volver a explorar la Luna y llevar en 2024 a “la primera mujer y el próximo hombre” a la región lunar del polo sur. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here