El Gobierno uruguayo dio a conocer un protocolo muy detallado para preparar la reactivación de los espectáculos musicales en vivo tras la pandemia de COVID-19. En la nueva normativa, el público se ubicará en mesas y entrará a los recintos por un “corredor sanitario”:  los músicos deberán usar mascarilla excepto quien cante.

El país sudamericano será el primer país de América Latina en habilitar el retorno de los espectáculos musicales este viernes 19 de junio con público en las salas, de acuerdo con el protocolo acordado entre el Gobierno y organizaciones de músicos.

Quizás el último recital con público tras la pandemia de COVID-19 lo celebró la ciudad argentina de San Salvador de Jujuy, que organizó el 16 de mayo un pequeño recital de la banda local Bravos Muchachitos para 60 personas en un pub de la capital de la provincia de Jujuy. La reaparición de casos de coronavirus obligó a la provincia de Argentina a suspender recitales.

Gobierno y músicos uruguayos buscan consolidar el retorno de la música en vivo en un país que ya vivió varios días sin casos nuevos de la enfermedad y que al 18 de junio reportaba 15 casos activos.

El protocolo, no ha sido publicado pero ya trascendió en varios medios uruguayos, y establece condiciones sanitarias tanto para las salas que verán reducida su capacidad, como al público y artistas.

Para las salas, el público deberá ubicarse en torno a mesas con un máximo de 4 sillas. Cada mesa deberá contar con alcohol en gel y la distancia entre las mesas debe ser de por lo menos 2 metros. Las salas deberán reducir su capacidad pues además del espacio entre las mesas, no podrá haber más de una persona cada 5 metros cuadrados.

En los baños tendrá que garantizarse la disponibilidad de agua, jabón líquido, alcohol en gel y toallas de papel. Las instalaciones deberán ser desinfectadas después de cada uso. El protocolo aconseja pago electrónico para la venta de alimentos y bebidas dentro de la sala con el fin de reducir la circulación de efectivo y los eventos deberán finalizar a las cero horas.

Para el público, ingresarán a las salas por un “corredor sanitario” donde se les tomará la temperatura y se les dispensará alcohol en gel. Además, deberán caminar por una alfombra sanitaria para desinfectar su calzado. El uso de mascarilla será obligatorio durante el ingreso y circulación en la sala. Solo podrán quitársela cuando estén en la mesa para poder consumir bebidas y alimentos. Los asistentes deberán mantener distancias de 2 metros cuando hagan fila para ingresar al baño.

Para los artistas, deberán estar a una distancia mínima de 5 metros con respecto al público: en el escenario, músicos tendrán que mantener una distancia de 2 metros entre sí y no podrá haber más de 4 artistas en el escenario. Deberán utilizar mascarilla en el escenario independientemente de la distancia entre ellos, y estarán exentos de mascarilla los músicos que canten. En caso de que más de uno cante, no podrán hacerlo frente a frente.

Podrán estar acompañados de un equipo técnico pero la cantidad de integrantes dependerá del metraje del espacio entre bastidores. Los técnicos también deberán mantener el espacio de 2 metros entre sí. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here